top of page

Viviendo plenamente después de los 40: Celebración, Pausas, Menopausia y Autocuidado.

Julio es un mes especial para mí, ya que celebro mi cumpleaños. Cada año que pasa, encuentro nuevas razones para reflexionar sobre la importancia de aceptarnos a nosotras mismas, redescubrirnos, hacer pausas cuando sea necesario y aprender a decir "NO" sin sentir culpa. Considero que estos principios son vitales, por el hecho de que debemos enfrentamos los cambios naturales que vienen con la edad.


omayra jimenez viéndose al espejo

Aceptarse y Redescubrirse


Llegar a los 51 años es una hazaña que me ha enseñado mucho sobre la importancia de aceptarme tal como soy. 


Con el paso del tiempo, he aprendido que la autocompasión y la autoaceptación son fundamentales para vivir plenamente. 


Cada arruga y cada cambio en mi cuerpo cuentan la historia de mis experiencias, mis luchas y mis victorias.


Cada década trae consigo nuevas perspectivas y oportunidades para entenderme mejor. 


He encontrado que la clave está en estar abierta a estos cambios y verlos como oportunidades para crecer y evolucionar.


Hacer Pausas y Decir "NO" Sin Culpa: Hoy en día,  la vida es rápida y muchas veces abrumadora, por eso, hacer pausas se convierte en una necesidad más que en un lujo. Estos momentos de tranquilidad me permiten recargar energías, reflexionar sobre mi vida y mis objetivos, y simplemente disfrutar del presente. Aprender a decir "NO" sin sentir culpa ha sido liberador. Es un acto de autocuidado que protege mi bienestar y me permite enfocarme en lo que realmente importa.


Enfrentar la Menopausia: La menopausia es una etapa que muchas mujeres temen, pero he aprendido a verla como una fase natural de la vida. Es un tiempo de transformación que, aunque desafiante, también ofrece una oportunidad para reenfocar mis energías y prioridades. Informarme, hablar con otras mujeres que están pasando por lo mismo y buscar apoyo médico y emocional ha sido fundamental para manejar los síntomas y los cambios que conlleva. 


Es por eso que quiero invitarte a unirte a mi club Viva la Forty en Telegram, donde puedes conectar con otras mujeres que están pasando por la misma situación. Es un espacio de apoyo mutuo, donde compartimos experiencias, consejos y recursos para enfrentar juntas esta etapa de la vida. Unirse es gratis, y encontrarás una comunidad que te entiende y te apoya en cada paso del camino. Clic aquí para unirte.


Herramientas para el Autocuidado: En este proceso, he encontrado en la escritura una herramienta terapéutica invaluable. Poner mis pensamientos y sentimientos en palabras me ayuda a procesar lo que estoy viviendo y a encontrar claridad en momentos de confusión. La escritura me permite expresar lo que a veces es difícil decir en voz alta y me brinda un espacio seguro para explorar mis emociones.


Si estas interesada en explorar la escritura como terapia, he creado una serie de Journals de escritura terapéutica, diseñados para guiarte en este viaje de autodescubrimiento y sanación. Puedes encontrarlos en la tienda de mi web. Haz clic aquí para obtener más información y adquirirlos.


Además de la escritura, es crucial tomar tiempo para conectar con las personas que más amamos. Estas conexiones nos nutren y nos recuerdan que no estamos solas. Sin embargo, también es vital reservar tiempo para estar a solas. Estos momentos de soledad me permiten reconectar conmigo misma, meditar y encontrar paz interior.


Reinventarse y Seguir Soñando: Cumplir 40 o 50 años no significa detenerse. Es un momento perfecto para reinventarse, seguir soñando y trabajar en nuevos proyectos. La vida no se detiene, y tampoco lo deben hacer nuestros sueños y aspiraciones. Cada año trae consigo nuevas oportunidades para aprender, crecer y explorar caminos diferentes.


La clave está en mantener la curiosidad y la pasión por la vida. No importa la edad, siempre hay espacio para nuevos comienzos y para descubrir facetas de nosotros mismos que desconocíamos.


Conclusión


Julio marca otro año de vida para mí, un año más de experiencias, aprendizajes y crecimiento. Celebrar mi cumpleaños es una oportunidad para reflexionar sobre la importancia de aceptarse, redescubrirse, hacer pausas y decir "NO" sin culpa. Es un recordatorio de que, a pesar de los cambios que trae la edad y la menopausia, siempre podemos encontrar herramientas y prácticas que nos ayuden a vivir de manera plena y auténtica.


Así que, celebremos la vida, sigamos soñando y nunca dejemos de reinventarnos. Porque cada año, cada día, es una nueva oportunidad para ser nuestra mejor versión.


Con mucho cariño

Omayra

5 visualizaciones0 comentarios

Comments


Newsletter

Únete a nuestra lista y recibirás correspondencia de Omayra Jiménez con consejos, tips, motivación, novedades y algunas sorpresas.

bottom of page