top of page

Menopausia: Del miedo al autoconocimiento y la paz interior.

Cuando entre a los 40 me hablaban de la menopausia y como me sentía literalmente con tanta energía la sentía muy ajena aparte de muy lejos. 


omayra jimenez viéndose al espejo

No fue hasta cumplir los 49 que comencé a educarme de una manera muy intencional, ya que a esa edad comencé a sentir los cambios y ahora a los casi 51 esos síntomas están al “full force” y de qué manera. 


Hoy día tengo muy presente lo importante de educarnos para a través de ese conocimiento conocernos en esta etapa de nuestras vidas que a toda mujer le tocara vivirla. 


Les confieso que esta etapa es muy chula, pero sí retadora porque las hormonas están medio jodonas y descontroladas. 


Un día estás super contenta donde te miras tan bonita y al otro día estas que ni el espejo te aguanta… jajjaja.


Esta ha sido mi experiencia aparte de los cansancios intensos, los cambios de apetito, insomnio, escalofríos, piel reseca, aumento de peso y mucha resequedad en la parte íntima. Estos han sido los cambio que actualmente estoy experimentando que quizás en un momento dado me daba mucha pena hablar de este tema porque la palabra “MENOPAUSIA” para muchos representa vejez de una manera negativa.


En mi opinión, es una de las etapas más bonitas de la mujer porque comienza a darse el permiso de conocerse, ya que con los cambios no te queda de otra. Este tema será para un Podcast o escribir un libro porque con un blog no se puede abarcar todo. 


Sé que muchas de mis mujeres chulas se identifican conmigo. Aquí les voy a dejar algunos de los hábitos que actualmente estoy practicando y me están ayudando a manejar el descontrol de las hormonas de una manera natural.


1.  Medito todas las mañanas, por los menos por 10 a 45 minutos


2. Mover mi cuerpo: Donde el enfoque es más estiramiento, ya que me está ayudando mucho con la postura.


3.  Face Yoga y Yoga: Este espacio de cuidar mi rostro y resetearlo me ayudo a soltar la cara de “Bitch Face” que traía aparte de estar consciente de los gestos faciales. El Face Yoga me ha enseñado a sonreír más desde el “Self Awareness & Aceptance”.


4. Active Journaling: La escritura me ayuda a estar presente en todo momento en estos cambios, desde el amor y la gratitud. Gracias a esta práctica entiendo que esta etapa llega con mucha paz y sabiduría, porque cuando se toman los pasos necesarios y de una manera intencional el aprendizaje perdurara para siempre. Además, utilizo las tarjetas Mindfulness Cards durante mis prácticas de escritura terapéutica.


5. Escuchar mi cuerpo: Hoy día estoy descansando más. Si mi cuerpo me pide cama, pues cama le doy. Esto era algo que no sabía hacer o lo hacía llena de culpa. 


6. Reestructurar mi vida desde la A-Z para vivir en armonía, paz, alegría y placer. Esta parte se las explicaré más en detalle en mi próximo Live. Lo que sí les adelanto, es que hoy día “Digo que NO sin culpa alguna”.


7. Espiritualidad: Conectar con esa parte donde orar y leer los salmos me llenan de mucha paz.


8. Bailar a los afrobeats me ayuda a conectar con esa parte sensual que en ocasiones al pasar por esta etapa se nos olvida que existe.


9. Grounding: Caminar descalza se ha convertido en una prioridad, ya que me conecta con la naturaleza entre otros beneficios poderosos que los he aprendido gracias a la certificación de Shyra Face Yoga donde gracias a todo este conocimiento estoy viviendo esta etapa enfocada en pasarla de la manera más natural posible.


Estas son algunas de las prácticas que estoy llevando a cabo para abrazar la Menopausia desde el amor y cambiarle ese significado que por años no sabía cómo, ya que pensaba que ese momento no llegaría. 


Conclusión


La menopausia es una etapa inevitable, pero puede ser una de las más enriquecedoras si la abordamos con una actitud abierta y proactiva. A través de la educación y la autoexploración, he aprendido a ver esta etapa como una oportunidad para redescubrirme y reinventar mi vida. Los hábitos que he adoptado no solo me han ayudado a manejar los síntomas, sino que también me han permitido encontrar una paz interior y una conexión profunda conmigo misma.


Quiero que todas las mujeres que lean esto sepan que no están solas en este viaje. La menopausia no tiene que ser un sinónimo de decadencia, sino de transformación y empoderamiento. Comparto mi experiencia y mis prácticas con la esperanza de inspirar a otras mujeres a abrazar esta etapa con amor y confianza. Juntas, podemos redefinir lo que significa atravesar la menopausia y convertirla en una experiencia positiva y enriquecedora.


Con cariño,

Omayra.

18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Newsletter

Únete a nuestra lista y recibirás correspondencia de Omayra Jiménez con consejos, tips, motivación, novedades y algunas sorpresas.

bottom of page